Los implantes dentales están fabricados con titanio llamado comercialmente “puro de grado 4”, conforme a las normas armonizadas.

Las diferencias entre los implantes de diversos fabricantes se deben a la tecnología empleada para su diseño, elaboración, tratado y descontaminación de su superficie, así como a su proceso de esterilización y envasado. Estas diferencias son considerables a la hora de elegir un implante dental. Hay una gran cantidad de profesionales que desconoce los procedimientos. Aún así, hay marcas consideradas como “primeras marcas”, mientras que hay otros implantes de los cuales se desconoce la procedencia y modo de fabricación.

Los implantes deben cumplir con los requisitos de elaboración y etiquetado marcado por la Comisión Europea. De esta forma se garantiza un control de fabricación. De ahí la diferencia de precios y resultados.

Sin embargo, no se debe olvidar que el implante es una parte de un tratamiento. Dicho tratamiento, consta de las siguientes fases:

1. Estudio y preparación.

2. Elección del implante.

3. Fase quirúrgica.

4. Fase de controles y oseintegración.

5. Fase preprotésica.

6. Fase protésica.

7. Control y seguimiento.

Es fundamental la elección de un profesional con experiencia en técnicas quirúrgicas y resultados en el tiempo, así como el empleo del instrumental adecuado en unas instalaciones específicas para el desarrollo del tratamiento.

Otro factor de suma importancia es la prótesis, que debe ser elaborada con estrictos controles de calidad y cumplir con las normativas vigentes, o no se obtendrán los resultados esperados en dicho tratamiento.

Prometer eternidad en los tratamientos o garantizar resultados no es posible, dado que la medicina no es una ciencia exacta y cada caso es diferente a otro. Clínicamente no existe un 100% de éxitos pero sí un alto porcentaje (alrededor de un 95%).

Por ello, es necesario entender en cada caso qué resultados se pueden llegar a obtener aproximadamente, para no crear falsas expectativas y, ante cualquier duda, consultando con el profesional.

La duración del tratamiento con implantes dentales depende de las condiciones biológicas, tales como tipo, calidad y cantidad de hueso, del estado de salud del paciente, de la presencia de diversos hábitos y factores de riesgo como el tabaco, consumo de alcohol, drogas, desórdenes psicológicos, depresión, ansiedad, estrés, bruxismo, etc., pueden alterar el resultado del tratamiento.

La ausencia o falta de revisiones periódicas (semestrales o anuales, según el caso), el incumplimiento de las indicaciones pre y post operatorias, o no acudir en caso de molestias, complicación o duda, pueden poner en riesgo el tratamiento y producir el fracaso del implante.

NO OLVIDE ACLARAR TODAS SUS DUDAS. ESTAMOS PARA ELLO Y ES PRINCIPALMENTE POR SU BIENESTAR.


  • 925 25 19 52
  • 925 21 44 88
  • 925 76 16 83
  • 925 76 02 70